Lactobacillus para los cólicos del lactante.

Los cólicos del lactante pueden llegar a ser realmente horribles para toda la familia, y hoy os quiero hablar de Reuteri gotas, uno de los productos que yo utilicé y nos ayudó a terminar con los cólicos.

Las que me conocéis no os sorprenderá que hoy os hable de nuevo de probióticos. Desde mi embarazo, los he utilizado para diferentes funciones, y la verdad es que siempre me han funcionado bien.

Alivio de los cólicos del lactante

La verdad es que antes del embarazo, los conocía, pero nunca los había utilizado, y fue en el postparto cuando empecé a utilizarlos por diferentes motivos, para el estreñimiento, y para la lactancia materna.

Cólicos del lactante

Los cólicos del lactante se asocian a la inmadurez del intestino de los bebés al nacer. Se considera que las digestiones son complicadas, aparece dificultad para expulsar gases, y de ahí vienen los cólicos.

A mí, una de las cosas que más me llama la atención en este tema, que no en todas las culturas existen estos cólicos del lactante.

Existe mucha controversia acerca de este tema, pero para simplificarlo, os diré que se llama Cólicos del lactante al llanto del bebé que es inconsolable (ni con el pecho se calma), que dura un par de horas, y se suele dar por la noche principalmente.

Este llanto es realmente complicado de llevar para los padres y para los bebés,por supuesto. 

Cólicos del lactante

Una vez conocí a una pediatra que me dijo algo muy interesante, y es que cuando el bebé tiene un cólico, dependerá en gran medida como se comporten sus padres para que entienda que le está pasando.

Es decir, si los padres se ponen muy nerviosos, el bebé percibirá que algo malo le está pasando, y más nervioso se pondrá él.

Esta teoría me encanta, ahora bien, cuando es el primer hijo y empieza con un cólico por la noche…es difícil mantener la calma todas esas horas que dura el llanto.

¿Qué se puede hacer con los cólicos del lactante?

Lo primero, ya os lo imagináis con lo que os acabo de contar…paciencia, mucha paciencia.

Existen muchas recomendaciones al respecto:

  • Masaje para los cólicos

  • Poner calor en la zona del abdomen

  • Cambiar la alimentación de la madre (retirar lactosa, eliminar ciertos alimentos…) Este tema es ampliamente controvertido, y no hay consenso entre los profesionales.

  • Masaje profesional por fisioterapeuta especializado en cólicos infantiles.

  • Probióticos infantiles para los cólicos del lactante.

Mi experiencia con los cólicos del lactante

En consulta, veo diariamente a muchos padres con los cólicos del lactante. Pero yo hoy quiero hablaros de mi propia experiencia.

En nuestro caso no vivimos unos cólicos del lactante como tal, pero es que nos pusimos las pilas desde muy prontito.

Ya os he contado muchas veces, que para mí quedarme embarazada después de ser matrona fue toda una ventaja. Contaba con información muy privilegiada, y por eso estaba atenta a muchas cosas antes de que sucedieran. Y una de ellas fue con los cólicos.

Recuerdo la primera noche que tuvimos ese episodio de llanto inconsolable, no había nada que le calmara…y lo peor de todo, ¡no sabíamos que hacer!

Al día siguiente nos pusimos manos a la obra, empezamos con masajes, fuimos a un centro donde nuestra querida amiga fisioterapeuta le trató, y fuimos a la pediatra para descartar que ese llanto fuese por alguna enfermedad o infección. (Cuando un bebé llora así hay que descartar que le pase algo más grave).

Y aquí en la pediatra fue cuando conocí por primera vez el complemento alimenticio Reuteri.

Reuteri

Nos recomendó que lo empezáramos a usar, para ayudar a que el niño fuera teniendo su flora intestinal y le ayudara con las digestiones.

La verdad es que fue una noche y nunca más volvimos a pasar ese mal ratito…

Como es he comentado, los lactobacilos son bacterias vivas, y este tipo en concreto es una bacteria que tenemos en nuestra flora intestinal, y que nos ayuda a hacer la digestión. Al darle este complemento a los bebés, les ayudamos a que hagan mejor la digestión y tengan menos cólicos del lactante.

Se dan 5 gotas al día, y se puede dar desde que son recién nacidos.

Os seguiré contando más cosas acerca de los probióticos, porque también los hemos seguido utilizando una vez que ha sido más mayor.​

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Deja un comentario