Me despido como matrona de Parla

 

Durante un año he trabajado como matrona en Parla, y hoy me he despedido de una consulta que me ha dado tantas alegrías.

 

Este año ha sido muy intenso para mí, puesto que cuando llegué a Parla, era mi incorporación al “mercado laboral” después de ser madre, algo que ha cambiado toda mi visión de la vida laboral.Despedida Parla

El volver a trabajar y separarme de mi hijo, aunque fuesen unas horas, fue, y sigue siendo, realmente duro. Después de un año de piel con piel, o lo que es lo mismo en brazos de forma constante, todo el día juntos, durmiendo juntos y hasta al baño nos íbamos juntos. De repente, al separarnos, algo en mí me faltaba.

 

Pero, la dureza de separarme de mi hijo, poco a poco se fue mitigando, el tener un trabajo que me apasiona y poder desarrollarlo hace que todo sea mucho más fácil.Y que en ese trabajo te encuentres con personas tan especiales como las que he tenido la suerte de conocer, pues la verdad, anima y mucho.

 

Muchos días llegaba a trabajar con poco ánimo o ninguno, y cuando empezaba la consulta, eran las mamás las que me preguntaban que qué tal estaba, notaban que algo no iba bien y encontraba una amiga en la que poder confiar.

 

Hemos tenido muchas consultas, que han sido largas, que al final de lo último que hablábamos era de citologías, o de suelo pélvico; pero hablábamos y mucho, acerca de la maternidad, de la adaptación, de los cambios que ocurren, de la vida de pareja…

Y si algo he aprendido en todo este tiempo, es que las personas con un gran corazón abundan en el mundo, ( o al menos yo me he encontrado a muchas), y que todas, todas, absolutamente todas las mujeres necesitamos apoyo en la maternidad.

Me despido con mucha pena, pero es algo que ya sabía que tarde o temprano tenía que llegar ( esperaba que cuanto más tarde mejor). Los cambios no siempre vienen cuando los queremos, pero aceptarlos ayuda a vivirlos mejor, me llevo el buen recuerdo de un año estupendo.

He conocido a grandes mujeres, a grandes madres, padres y abuelas; a todos vosotros un millón de gracias por hacer mi trabajo más sencillo, y por facilitarme tanto la incorporación al trabajo en un momento tan duro, como es después de que nazca un hijo.

Un millón de gracias, y quien sabe, la vida da muchas vueltas y yo en el trabajo también las doy especialmente, así que igual nos volvemos a ver.
Un beso para todas y os deseo lo mejor.

2 comentarios en “Me despido como matrona de Parla

  1. No imaginas la pena que nos da a los dos, bueno y a Manuela seguro que también, 🙁 Es una pena que ocurran estas cosas, cuando has cogido tanta confianza, cuando sientes seguridad con una profesional que pasa a ser confidente, amiga, psicóloga… Es un vínculo muy fuerte, nos ayudaste a ser prepapás, a meternos en el mundo del embarazo y a solventar miedos y dudas. Siempre estaremos muy agradecidos por habernos cruzado en el camino y estoy segura de que no dejaremos de estar en contacto, te seguiremos porque sabemos que eres la mejor y conseguirás todo lo que te propones, quizá el siguiente embarazo también estemos contigo pero desde otro lugar 😀 Mucha mucha suerte, has sido muy importante en nuestra etapa de embarazo y con la llegada de nuestra hija. Te seguiremos 🙂

    • Muchísimas gracias por tus palabras. A mí también me ha dado mucha pena abandonar esta etapa, pero estoy muy contenta de haber podido conocer a gente tan impresionante como vosotros. Me ha encantado conoceros, y haber podido acompañaros en esta etapa tan importante.Seguro que vamos a seguir en contacto. Un beso enorme para los tres.

Deja un comentario

catorce + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.