Suelo pélvico: ese gran desconocido

Últimamente las mujeres escuchamos mucho aquello de… “fortalece tu suelo pélvico” “ejercita tu suelo pélvico”… pero…¿qué es realmente el suelo pélvico? ¿Porqué es importante? ¿Será una moda?

suelo pelvico
Pues bien, el suelo pélvico es el conjunto de músculos que sostiene toda la parte baja del abdomen.

La mejor forma de imaginárselo es como si fuese una hamaca flexible donde se apoyan la vejiga de la orina, el útero, y el intestino.

A través de estos músculos, por donde estos órganos tienen su salida al exterior (la vagina en el caso del útero, el meato urinario en la vejiga y el ano para el recto).
Este conjunto de músculos es necesario que estén tonificados y fuertes, para que puedan ejercer bien su función de sostén.

En la mujer, existen momentos en los que esta musculatura cobra especial importancia, sobretodo durante el  embarazo y en el proceso del parto.
Comúnmente todo lo relacionado con la sexualidad es una dimensión olvidada y oculta en nuestra sociedad, incluyendo a nuestro organismo.

Esto hace que tengamos un desconocimiento de las partes de nuestro cuerpo que más relacionadas están con la sexualidad, puesto que se nos ha ocultado la información; en especial a la mujer.

Cuando aparece el embarazo es cuando la mujer se hace cada vez más consciente de su cuerpo.

Es necesario integrar todas las estructuras que acompañan al crecimiento del bebé y que van a participar de forma activa durante el parto.
Para conocer mejor nuestro cuerpo debemos realizar un trabajo que vaya desde los conocimientos hacia la conciencia, hasta que podamos percibir nuestro cuerpo.

A partir de la información accedemos a la conciencia, es decir hemos integrado las estructuras internas en nuestro cerebro, esto dará como resultado una mayor facilidad a la hora de poder ejercitar la musculatura.

Por ejemplo, si a una persona le decimos que tiene que hacer ejercicios para fortalecer los bíceps, prácticamente todo el mundo puede reconocer si los está moviendo, si con el tiempo siente los músculos más fuertes…pero ¿qué pasa cuando decimos que hay que ejercitar el suelo pélvico? Posiblemente no sepamos si los músculos que estamos moviendo son esos, o ¿cómo saber si se han fortalecido? Es una parte olvidada que debemos empezar a conocer para poder mejorarla.

¿Por qué incluir esta sesión en un programa de educación maternal?

La respuesta es compleja, pero desde la experiencia se ha podido comprobar cómo cuando la mujer reconoce su suelo pélvico y ha aprendido a ejercitarlo durante el embarazo, en el postparto resulta mucho más sencillo continuar con los ejercicios.

Hay que tener en cuenta que durante el puerperio se encuentra hipotónico, por lo que frecuentemente resulta complicado reconocer cuál es el grupo muscular en cuestión.
Os animo a todas a empezar a conocer vuestro suelo pélvico durante el embarazo, es un momento idóneo, si no habéis entrado en contacto antes con esta zona de vuestro cuerpo.
Ser conscientes de nosotras mismas mejorará nuestra vida en muchos aspectos; hay muchas áreas de la vida que se verán involucradas, la micción, defecación, la sexualidad…

Si queréis hacer un taller específico de Suelo Pélvico, podéis acudir a uno de los que realizo mensualmente. Aquí tenéis más información.

2 comentarios en “Suelo pélvico: ese gran desconocido

Deja un comentario

16 + diecinueve =